Cómo lo tratamos

Con una orientación integradora, mi forma de trabajo, desde el respeto, compromiso y dedicación a mi profesión, recoge técnicas de tratamiento psicológico desde diferentes corrientes, como son la cognitiva-conductual, la humanista y la gestalt. Se trabaja globalmente con la persona (biografía, personalidad, relaciones sociales, situación personal, etc), con el fin de entender el origen de la problemática y poder desarrollar una terapia personalizada, de gran calidad y efectividad, ajustada a las necesidades y al objetivo propuesto. Es hacer “un traje a medida”.

Gracias al establecimiento de una relación de colaboración entre la persona y el terapeuta, analizamos por qué sientes lo que sientes, por qué piensas lo que piensas y por qué actúas como actúas y cuál es el origen de esa situación. Comprender lo que te sucede, en sí, supone un alivio a tu preocupación. Es el momento que, en colaboración, establezcamos qué mejoras queremos conseguir con la terapia y el camino que recorreremos para alcanzarlos.