Tarifas

Estoy convencida de que la salud privada no tiene que ser un privilegio, sino algo asequible para todos.

Siendo consciente de la situación socio-económica actual, optamos por precios razonables sin renunciar a una atención de calidad.